+34 656 86 39 05 info@alandaluseco.com
Select Page

Camino de Irving

Este camino tiene como objetivo reavivar el sector turístico en el interior, como ya hace su homólogo el camino de Santiago en Galicia. Pueblos como Antequera, Archidona, Loja, moraleda de zafayona y chauchina dónde pasaremos la tarde y descansaremos en la noche.

La primera etapa Antequera – Archidona es tranquila, transcurre en su totalidad por caminos rurales y conecta con la ruta de washintong Irving ( la vía de servicio de la A-92) durante todo el camino está antigua ruta nos servirá para en algunas ocasiones enlazar caminos. El pueblo destino nos ofrece una amplia gama de posibilidades, desde cultural, gastronómica e histórica. Allí estudio el padre de la patria andaluza Blas infante. Nosotros pasaremos la noche en el hotel escua.

La segunda etapa Archidona – Loja, integra aún más el senderismo partiendo por zona boscosa y conectando con los campos de cultivo hasta llegar a las salinas, fuente de vida desde el albor de los tiempos, nos recuerda el pasado sumergido de nuestra provincia (Málaga). Atravesando el mar de olivos llegamos al nacimiento de río frío y sus molinos testigos del auge de esta zona tiempo atrás, aguas cristalinas que dieron sustento a la famosa trucha y ahora al esturión del que se extrae el famoso caviar calidad beluga, nuestra última parada antes de arribar a Loja donde dormiremos en el hostal de las terrazas.

La tercera etapa Loja – Moraleda de Zafayona, nos depara una ruta muy entretenida comenzando con los infiernos de la ciudad del agua. La llave de granada como también se la conoce nos despide adentrándonos en el olivar de la vega de granada hasta llegar a los famosos campos de espárragos de Huétor tajar. Comenzamos a ver al que será nuestro acompañante a partir de ahora, el río Genil. Entre olivos y lagunas llegamos a nuestro destino dónde pasaremos la noche en el hotel poniente. Fuentes y vistas a la vega nos esperan en Moraleda.

La cuarta etapa Moraleda – chauchina, transcurre por olivar hasta llegar a nuestro anfitrión el Genil, las choperas se empezarán a volver más frecuentes a partir de ahora junto con los secaderos de madera. El pasado de esta zona se hace presente cuando nos encontramos con la torre de romilla, tras su historia se encuentra nuestro último descanso antes de llegar a nuestro destino. La vega es bastante presente en esta etapa, cargada de vida salvaje junto al río, perfecta para detenerse un poco a observarla. Pasaremos la noche en el cruce de chauchina.

La quinta etapa Chauchina – La Alhambra, nuestra última etapa prácticamente es sin desnivel hasta que lleguemos a la ciudad. Junto al Nilo andaluz caminamos bajo la atenta mirada del colosal veleta, en esta época del año tuvimos la suerte de verlo nevado. La sierra nevada y los picos más altos de la península ibérica son una estampa que deja sin respiración, asomado tímidamente vemos en ocasiones al gran Mulhacen.

Llegando a la ciudad la vida se hace notable y el tránsito de vehículos. Nos adentramos en la jungla de asfalto granadina para alcanzar el barrio judío (el realejo), desde el que ascenderemos a la Alhambra. Pasamos por la estatua de Irving al que agradecemos su sabiduría, la misma que nos permitiría llegar hasta este hermoso lugar y como hijo de la Alhambra pedirle el permiso correspondiente para entrar a su casa.

El palacio de Carlos V será el escenario donde los senderistas/ peregrinos recibieran su credencial por terminar su camino. Una estrella andalusí le será entregada a cada uno que termine estás etapas.

Siempre me gusta recordarles a los caminantes que el premio no es terminar en la Alhambra que no es moco de pavo, el verdadero premio es el camino hasta allí. Recorrer esos senderos, caminos rurales, pueblos en los que volvemos 20 años atrás, sus olivares, un camino mágico por el interior de nuestra comunidad.

Alejandro Pulido

Al Ándalus Ecoturismo